Actividades en casa para niñas este verano

¡Las vacaciones llegaron! Y lo más probable es que hayas matriculado a tu pequeña en algún curso (de ballet, dibujo o teatro, son buenas ideas), pero aun así esto ocupa el mínimo de su tiempo y le sobran horas para estar en casa.

La solución más simple es que se acomoden frente a la televisión o que se dediquen a los videojuegos, pero estas ocupaciones no le beneficiarán en su desarrollo intelectual, emocional, social o físico. Además, lo más probable es que tras algunas horas termine increíblemente aburrida sin saber qué más hacer.

Las niñas entre los cuatro y ocho años son muy dóciles si sabes guiarlas. Están en plena edad para identificarse con su femineidad y para desarrollar su creatividad, ¡así que aprovecha estas facetas!

Consultando con la Gladys Aldana PrimoPsicóloga y Psicoterapeuta del Instituto Guestalt de Lima nos comentó que:

Entre  los cuatro  y cinco años por la vulnerabilidad de las edades, las actividades requieren de la permanencia y cuidado especial del adulto y dependiendo de sus necesidades estarán dirigidas a la estimulación o potencialización de su desarrollo psicomotriz tales como actividades lúdicas que tengan que ver con el desarrollo de atención, concentración (guardar los juguetes en su lugar, clasificándolos u ordenándolos, armar rompe cabezas, juegos de encaje y de construcción, pintado de dibujos) y motricidad (jugar con la pelota, ayudar en la cocina, pelar alverjas, alcanzar objetos, doblar ropa como polos o  ropa interior).

Entre los seis y ocho años y dependiendo también de sus necesidades, estarán dirigidas a la estimulación o potencialización de su desarrollo personal. Actividades que estimulen el autoconocimiento  (puede hacer actividades caseras acorde a su edad como poner la mesa, tender la cama, poner las cosas en su lugar en su dormitorio), de interacción con los demás (cuidar por momentos de sus hermanitos menores), trabajo de habilidades sociales (como juegos de mesa con sus hermanos o amiguitos) y de aceptación y respeto a normas de convivencia (saludar, contestar el teléfono, responder el intercomunicador).”

¡Dale alas a su imaginación!

El juego es parte de su desarrollo creativo, y porqué no ayudarlo con él e incluso participar. Algunas actividades que tus niñas simplemente adorarán tienen que ver con el disfraz.

Te habrás preguntado porqué le gusta tanto disfrazarse. Hasta los seis o siete años, aún el mundo real y el imaginario no están del todo delimitados en su mente, así que todo tiene un tinte un tanto mágico para ellas. Vestirse de alguien más les da la libertad que necesitan para su fantasía lo que es sumamente saludable para su equilibrio emocional.

Otra ventaja del juego con disfraces es que le permite expresarse. Por si no lo sabías, es una de las técnicas que usan los psicoterapeutas para vencer problemas en la niñez como la timidez o los miedos. Así que préstale algunas prendas o accesorios que puedan ser divertidos. Si te dice que es una princesa en peligro, hazle preguntas para que desarrolle su propio personaje pero llegado cierto momento dale a notar que se trata de un juego… tampoco deseamos que termine confundiendo realidad con fantasía.

Horarios y tareas para las vacaciones

Las niñas en esta edad necesitan guía y disciplina, recuerda que se encuentran en plena formación de su carácter. El hecho de que estén de vacaciones no debe ser sinónimo de desorden o de que se hayan acabado las responsabilidades, sino de una rutina distinta en la que habrá un poco más de libertad.

1. Prepara un horario

No tiene que ser tan rígido como el que maneja cuando está en clases, pero no dejes que se despierte sin saber que hará durante todo el día. Puedes dejar algunas horas libres en las que ella misma decida qué hacer. Nuestra especialista nos dijo que:

Es necesario pues les va enseñando a adaptarse a hábitos  de levantarse, de aseo, de alimentación; así como al aprendizaje de  algunos valores como  respeto por los tiempos, puntualidad, responsabilidad“.

2. Labores caseras

¡Ojo! Esto no solo servirá para las niñas, también se aplica para los varoncitos. Déjalos que tengan su lugar en las tareas de casa. Regar las plantas, ayudarte en la cocina con cosas simples (batir huevos, deshojar alguna hierba, exprimir limones, etc.), ordenar su cuarto. Pero intenta en lo posible que no lo vean como un castigo, sino como algo que forma parte natural de su rutina diaria. Además de hacerlos sentir que son parte de la dinámica familiar.

Déjales que te cuenten una historia

En esta etapa (entre los cuatro y ocho años de edad) aprenderá a dibujar, a escribir y a leer. Estas son formas de entretenimiento que los ayudarán mucho en su desarrollo intelectual. Cuando aún no puedan leer, hazlo por ellos, y pídeles que busquen un final alternativo a la historia y lo escriban. Si aún no pueden escribir, pídeles que al día siguiente hagan un dibujo en base a lo que les contaste. ¡Les encantará!

¡Manualidades para tus hijas!

Con esto no tendrás pierde porque a todas las niñas les gusta mucho recortar, pegar, jugar con los colores, etcétera y como verás tienes diferentes opciones.

  • La plastilina es un gran aliado para los niños. Preocúpate porque tengan  de todos los colores siempre a la mano. Dales una tarea específica como “construye tu casa ideal”, “enséñame a tus personajes favoritos de televisión”.
  • Goma, botones, algodón, escarcha, fósforos y una cartulina. Suficiente para que un collage resulta totalmente imaginativo y claro, súper divertido. Como siempre, pídeles un tema específico para que no se pierden en ensoñaciones: la escena que tanto le gustó en la última película que vieron, el zoológico que fueron a visitar la semana pasada o el parque de diversiones que le gustaría visitar.
  • ¿A qué niña no le llama la atención la ropa? Puede dibujar y diseñar vestidos para muñecas. Tal vez luego la puedes ayudar a confeccionarlos.
  • Este es un entretenimiento que recuerdo especialmente de niña: la creación de títeres. Puede hacerlo con medias, botones, cartulina, todo lo que su imaginación le permita. Después puede armar su propio show y mostrártelo. Es importante que participes de alguna manera en sus actividades y aproveches en comunicarte con ella. Con ello aprenderás a conocerla, sobre sus gustos y sobre cómo se siente, además de desarrollar la confianza entre ustedes.

Como ves, hay diferentes actividades que tus niñas pueden realizar mientras estén en casa, sin embargo trata de equilibrar este tiempo con otros entretenimientos fuera de casa (el parque, el zoológico, el cine, la piscina, etc.).

Asimismo, la doctora Aldana nos comentó que mejor evitar:

Actividades que no correspondan a su edad y que les demanden responsabilidades mayores que les genere  ansiedad o frustraciones  como cocinar, cuidar a niños todo el día, lavar ropa, u otros que pongan su integridad física o aquellas que les crean sentimientos de incapacidad al no poderlas realizar“.

Espero que con estas ideas puedas armar una rutina divertida para tus niñas. ¡Suerte!

Imágenes: todoinfantil, perfilcr, hogardemorasdulces, tusmanualidades, pekenet, bricolaje10, educakimba, pnleducacion, quees, flickr

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Irina Melgar

Mi pasión es escribir, el cine y caminar...!