Más cuentos para niñas

Los cuentos son pequeñas historias que contienen en si mismas enseñanzas sobre valores que buscan ser aprendidas por los niños. Enumerar la lista de cuentos que podemos ofrecer a nuestras niñas es interminable, pero si buscamos entre ellos el valor educativo o la idea principal que los pueda formar, será más fácil.

La tarea de elegir entre uno u otro autor es tan importante como saber cuál es el mejor momento y cómo preparar la situación para que nuestra niña no pierda la concentración que es muy importante para su educación escolar.

Si bien los cuentos de hadas las entretienen, no son tan recomendables pues les enseñan a ser dependientes de otros y en algunos casos débiles; en su lugar es mejor ofrecerles historias en las que ellas son el personaje central que toma sus propias decisiones o aprende de los demás.

Fortalecer lazos

Pero no basta con escogerles buenas historias. Para fortalecer las actitudes positivas y los lazos con nuestras niñas, es necesario que nos demos el trabajo de reunirnos con ellas cada noche a leerles un cuento. Debe de ser a una hora en la que esté por descansar, relajada y tranquila.

Por ejemplo a la hora que se va a acostar la luz debe de ser apropiada; un poco tenue como la luz de una lámpara y el ambiente en silencio; que se sienta arrullado, amado, feliz de saber que sus papás quieren compartir un tiempo con ella.

La atención que se les dedica las ayudará a tener seguridad en sí mismas y a espantar los miedos; además estos pequeños detalles la motivaran a desarrollar su capacidad auditiva, reflexiva y a reforzar su autoestima, pues fortalece la comunicación afectiva entre padres e hijos.

Seleccionando historias

Sabemos que no podemos ofrecer tipos de cuentos que no sean apropiados para ellas. Hoy en día la variedad de sus presentaciones nos harán la tarea más fácil, ya que podemos encontrar libros según su edad, los cuales se caracterizan por las cubiertas gruesas, duras, grandes o pequeñas, plastificadas o no y hasta de tela o plástico.

Todos estos puntos sirven para motivar y captar la atención de los más pequeños, porque por su curiosidad no es raro que lo primero que intenten hacer es romperlos; son los cuentos a prueba de niños.

Otra opción para contarles cuentos es inventarlos a través de objetos que podemos tener a mano; por ejemplo un cuaderno, libreta u objeto de color como un balón rojo.

Con esto se le hace una serie de preguntas sobre qué es, qué color es, qué forma tiene, y se va armando una historia. Esta no debe ser necesariamente larga pero sí recíproca, participativa, como el método de Gianni Rodari, escritor, maestro y pedagogo italiano cuyos cuentos siempre tienen como personaje al niño.

Fuente: MujerHoy, BlogBebes.

Imagen: BitacoradeDiseño, Loslibrosylosniños.

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados